ESP
sábado, 16 de diciembre de 2017

Santos Sebastian y Fabian

Etimológicamente significan “respetado y haba”. Vienen de la lengua griega y latina. Este joven pertenece al siglo 4. Cuando entró en la vida militar del imperio no pretendía ascensos o cargos importantes en las fuerzas armadas. Lo que soñaba era ayudara los cristianos que caían prisioneros. La misma familia lo animó en esta labor por el bien de los demás. Cuando el emperador supo que era creyente en Cristo, le obligó a hacer sacrificios a los dioses. Si no lo hacía sería declarado en rebeldía. Lo ataron a un árbol y sirvió de blanco para que sus propios soldados tiraron contra él sus dardos. Su culto data del siglo IV. San Ambrosio habla de él al hacer el comentario del Salmo 118. El Papa san Dámaso mandó que se construyera una iglesia en su honor por encima de su tumba. FABIAN Fue Papa desde el año 236 al 250, cosa poco frecuente en tiempos tan difíciles como le tocó vivir. Hay un célebre historiador llamado Eusebio que cuenta algo de su vida. Resulta que el Papa anterior, san Antero, murió y había que elegir al sucesor. Para ello se reunió todo el clero de la ciudad y los fieles. Estaban reunidos en profunda oración de petición para que Dios enviara al nuevo Papa que rigiera los destinos de la Iglesia. Mientras estaban reunidos se apareció una paloma blanca sobre la cabeza de Fabián. Pero como todavía no era sacerdote, tuvieron que hacerlo todo al mismo tiempo: ordenarlo de sacerdote, consagrarlo obispo y Papa. San Cipriano dice de él estas palabras:" Fye un hombre santo, y la gloria de su martirio no fue nada más que una consecuencia de cómo había vivido su fe. Su muerte la ordenó el propio emperador Diocleciano. ¡Felicidades a quienes lleven este nombre!


lo próximo:
19/12/2017: 19. Villancicos guardería y 20 Infantil
22/12/2017: Entrega de notas y último día del trimestre
22/12/2017: Comida de navidad profesores
08/01/2018: II trimestre
 
BUSCADOR
Desde:
Hasta

Dosatic S.L. © 2017
Site desarrollado por DYNAMO 3.5

Política de Privacidad